Clarissa, la vaca azul

Clarissa, la vaca azul
paseando por el campo

jueves, 18 de octubre de 2012

Una celebración maravillosa


Armando Quintero saludando a algunos de los asistentes antes de comenzar la celebración.

   ¿Qué podemos decir de nuestra presentación en el Parque Caballito por los 25 años de Cuentos de la Vaca Azul y por los 20 años de Narracuentos UCAB como una agrupación de la Dirección de Cultura de esa casa de estudios?
   Un inevitable, único y acertado comentario. Pero, como algunas veces sucede frente a estos acontecimientos, hay que caer en el lugar más común porque, de verdad, verdad, fue una celebración maravillosa.
   Y no solo fue una fiesta de las palabras que se dicen. Fue, sobre todo, y más allá de lo esperado, una jornada de cuentos, recuentos, encuentros y reencuentros.
   Se narraron unos cuentos nuevos. Se conversó con los asistentes y se narraron cuentos ya narrados, pero de mucho éxito y muy apreciados por el numeroso público que nos ha acompañado durante tantos años de actividades.
   También, muy emocionados, nos encontramos con personas que no nos habían visto narrar en ese espacio. Y hasta algunos, pocos, ni siquiera en otros espacios.
   Nos reencontramos con viejos amigos y alumnos que nos trajeron sus hijos o sus nietos para que conocieran de nuestra labor. Y, como nos dijo uno de ellos, “se asombraran del afecto que generamos en los oídos y en los ojos de todos los niños, los jóvenes y los adultos, para llegar a sus corazones”.
   Fue, incluso muy emocionante, saber que una persona, que había tomado un taller con nosotros hace varios años en la UCAB de Ciudad Guayana, viajo desde Puerto Ordaz, donde reside, sólo para compartir nuestras celebraciones.

Tiago De Jesús narrando su cuento, totalmente entregado a la historia y el público.

   Luego de saludar y conversar con los asistentes al evento, se inició la actividad con el cuento breve y muy conocido de “Puño al aire”. Con ello, Armando Quintero preparó anímicamente a narradores y público para un viaje a la imaginación.
   Su labor de anfitrión se hizo evidente a partir de aquí. Presentó a cada narrador, destacó los méritos personales de cada uno y su relación activa con las dos agrupaciones celebrantes y celebradas.
   Y, como siempre ha sucedido en estos últimos años, Tiago De Jesús complementaba o completaba esa labor. En un juego que mantuvo despierta y constante la comunicación activa y efectiva entre los narradores y el público.
   Desde el comienzo, con el cuento de “Un elefante en la joyería” y con ese humor que juega entre el absurdo y lo real los cuentos fueron divirtiendo a cada uno de los asistentes. Y logrando sacar de adentro hacia afuera lo mejor de sí.



Fabián Zaraza narra ante las miradas de Tiago  De Jesús y Armando Quintero narra su cuento.
¿Se imaginan las miradas del público? Fueron de antología. Sus gestos y participación, también.

   Tiago fue quien introdujo al siguiente narrador, Fabián Zaraza, mientras se les recordó a los presentes, con cierto humor, que el evento revestía un carácter internacional dado la procedencia - Uruguay, Portugal y Colombia - de los tres narradores que iniciaron la celebración. Fabián es un conocido narrador, participe desde hace años, en muchas actividades del Banco del Libro y otras instituciones, ha colaborado y viene colaborando en nuestros eventos desde hace cierto tiempo.
   Un divertido cuento colombiano de origen popular mantuvo activo el ánimo del público. Zaraza narraba y jugaba con el público solicitando su participación para, como lo señala la historia, sobrevivir en situaciones de peligro. Sin reírse, como necesitaba hacerlo el personaje de José Puercoespín. 
   Un cuento que, como todos los de las agrupaciones homenajeadas, no es nada inocente: nos divierte sin moralizar y nos educa sin hacerlo “escolarmente”. Enseña “sin moralejas” y abres puertas y ventanas al corazón.

Observen la mirada y la actitud de Abigail Truschsess ante las palabras de Armando Quintero  cuando la presentaba al narrar un cuento compartido con Victoria Arditto: Tranquila tragaleguas de Michael Ende.

   El cuento del autor de “La historia extraordinaria” fue preparando al público para el cierre de la celebración que se daría luego de un cuento más. 
   Lo presentaron Abigail Truschsess y Victoria Arditto. Narradoras activas de nuestros grupos.
   La primera, comunicadora social egresada de la UCAB, había tomado unos de nuestros primero talleres dictados en los inicios de Cuentos de la Vaca Azul. Se alejó de los cuentos por su profesión, hasta que se reintegró hace unos dos años. La segunda, comenzó a participar activamente luego del taller que venimos dictando en el Diplomado de Literatura Infantil de la UDO,  en su sede de Caracas.
  La presentación de este cuento de Ende, fue una propuesta al estilo de los que hemos acostumbrado a nuestro público, dos narradores compartiendo un mismo cuento. Actividad de mucha exigencia para los narradores orales. 
   Ellas lograron mantener la atención del público en ese largo viaje por un camino hacia una meta: asistir a la boda del emperador de los animales. Otro cuento que se las trae, sin dudas. Un despliegue de sugerencia nos permitía visualizar a cada uno de los personajes que la tortuga encontró. Y los movimientos equilibrados en la escena hicieron lo suyo.

Victoria Arditto narra ante las miradas satisfechas de de todo el público por sus sugeridos animales.

   Pero, como todo cumpleaños, no podía dejar de tener su regalo dulce y sabroso para compartir entre todos. La narradora Jenny Fraile nos regaló “La torta de cumpleaños”,  un cuento – juego donde entre el público y los narradores fueron  coparticipando para la entrega imaginaria de sus ingredientes, su elaboración, su presentación en la fiesta y su canción de aniversario.

Jenny Fraile presenta “La torta de cumpleaños” ante un público muy participativo que toma fotos y nos sonríe. Es solo un pequeño ángulo del espacio y no nos da la visión de la numerosa asistencia. Que se mantuvo desde el inicio

   ¡Un cierre de cuentos!
   Los esperamos para este 21 de octubre. En el mismo sitio y a la misma hora de inicio. Es decir, en Parque Caballito de Altamira a las 16.30. O a las 4.30 PM, como lo prefieran.

Los narradores disfrutaron los largos aplausos de un público muy agradecido y los saludos y abrazos de los niños.


   Celebraremos la “Octavita de Aniversarios”. Una propuesta sugerida por uno de los asistente y que fue, inmediatamente, secundada por narradores y público.


Texto de Armando Quintero.  Fotos de Reyva Franco, Víctor Daboín y Jenny Fraile.