Clarissa, la vaca azul

Clarissa, la vaca azul
paseando por el campo

domingo, 30 de septiembre de 2012

En el Octavo Festival de la Oralidad MUNDOPALABRA 2012

   
Una foto de varios de la participantes extranjeros y nacionales que participaron.
Teatro Tolima, Ibagué, Colombia

   Una divertida y múltiple fiesta de las palabras que se dicen que superó sus metas

   Recibir la invitación para Ibagué fue más que volver a los espacios escénicos en un país que admiro por la multiplicidad que tiene de asumir a la oralidad en sus mas variadas manifestaciones, y con cierta conciencia. 
   Fue, también, recibir la posibilidad del reencuentro con la amistad que hemos mantenido y sostenido, mas allá del espacio y el tiempo, con algunos narradores colombianos. Y con sus numerosos y variados públicos. Con todos sus afectos, aún conservados en algún lugar del corazón.
  Y, sobretodo, fue la posibilidad de conocer a narradores prestigiosos y experimentados de quienes, en algunos casos, ya teníamos conocimientos pero que, personalmente, no habíamos visto en acción.
   Fue una muy divertida, multiplicada y multiplicadora fiesta de las palabras que se dicen con todo el cuerpo, con toda la voz  y desde el corazón. Un corazón  abierto a una propuesta, la de le la directiva del Festival, de cumplir con la meta de unos 80.000 asistentes y que fue superada por un público de niños,  de jóvenes y de adultos que concurrieron ávidos de escuchar a cada uno de los participantes extranjeros y nacionales.

En amable conversación con el reconocido maestro chileno Carlos Genovese.
Fue un Festival muy bien organizado para revitalizar o gestar la amistad.

   Como nos informara a todos, tanto a los medios y  como a los participante, el Boletín de Prensa Número 4 del Festival:
   "Adultos, jóvenes y niños fueron partícipes de esta fiesta de la palabra que tuvo lugar en distintos escenarios del departamento (Teatro Tolima, Concha Acústica, CENI, Centro de Convenciones Alfonso López Pumarejo, Centros de educación superior y en más de diez municipios del Tolima). El balance general es de 113 funciones de narración oral y cuentería, para un total de 83.517 asistentes; 
   El Congreso Nacional de educación “Competencias Lectoras en la Era Digital” contó con 314 docentes inscritos y el encuentro espiritual “Palabras de Vida” registró una asistencia 1.900 personas. Pero la cuota grande para lograr cumplir la meta la pusieron los estudiantes de las instituciones educativas de Ibagué. Para ellos se diseñó una estrategia comercial bajo la cual todos los estudiantes podían asistir de manera gratuita al Festival. Fue así que se abrió un espacio de 62 funciones únicamente para estudiantes. Ellos al final fueron 66.568, mas del 50% de nuestro público.
   El Festival Mundopalabra también se desplazo a otras zonas del Tolima. 4.814 habitantes de municipios como Cajamarca, Líbano, espinal. Mariquita, Chaparral, Honda, entre otros, fueron participes de esta fiesta de la palabra. "
   


En una de las tantas entrevista de radio que compartimos con Tiago de Jesús.
Fue un Festival muy bien organizado para revitalizar o gestar la promoción de cada uno de los participantes.


   Pero, agregamos a la información anterior, con la asistencia masiva a la Concha Acústica Garzón y Collazos de Ibagué para la presentación de cierre del Festival, más todas las presentaciones realizadas en los municipio, el 8º Festival Internacional de la Oralidad Mundopalabra culminó con una asistencia de más de 92. 300 personas.
   Y, con ello se logró, como dice el Comunicado de Prensa anteriormente citado: "... que nos certificaran como el Festival de Oralidad más grande del mundo."


Carlos Genovese, Tío Pello, Armando Quintero y Tiago de Jesús en el lobby del hotel donde nos alojaron.
Fue un Festival muy bien organizado para que los participantes nos sintiéramos cómodos y compatiéramos.


Un ángulo de la presentación de cierren la Concha Acústica de Ibagué.

Otro ángulo de la presentación de cierren la Concha Acústica de Ibagué.
+
Luego de recibir las placas de reconocimiento otorgadas por el Festival.