Clarissa, la vaca azul

Clarissa, la vaca azul
paseando por el campo

martes, 31 de diciembre de 2013

Hoy, en el último día del año 2013.



Hoy, que es el último día del año 2013, comparto un fragmento del final de mi texto Un cuento el cuento y una fotografía con mi nieto mirando la luna que se nos asomó en el Parque Caballito de Altamira:

Un hombre con los cuentos detiene, separa, divide, engaña, prohíbe, ataca, destruye y cuenta contra el hombre.
Un hombre con los cuentos mata o deja morir.
Un hombre con los cuentos avanza, une, multiplica, es veraz, admite, comparte, construye y cuenta con y para el hombre.
Un hombre con los cuentos vive y deja vivir.

Un hombre con un cuento narra para imaginar: crea la maravilla de nuevos mundos reales, sin evadir las realidades.
Traza una campana que resuena en todos, con todos, para todos.
Abre las puertas y las ventanas que liberan los pájaros enjaulados en nuestros cuerpos.
Le pone tortugas a nuestros pasos para que los guepardos, que agitan nuestras faenas diarias, también descansen.
Une sus manos con los otros hombres, para defendernos y renovar nuestros corazones abiertos.
Un hombre con un cuento narra para encontrar más cuentos.


Texto: Armando Quintero / Foto: Franncisco Javier Touceiro de (UCAB)