Clarissa, la vaca azul

Clarissa, la vaca azul
paseando por el campo

miércoles, 31 de octubre de 2012

Próximas actividades por los 25 Años de los Cuentos de la Vaca Azul



En sus años de existencia, las agrupaciones de narradores orales Cuentos de la Vaca Azul como Narracuentos Ucab han venido realizando un trabajo silencioso y sostenido. Narran para niños, jóvenes y adultos. Juntos o separados. Y realizan talleres de formación en el arte de narrar cuentos a diversos públicos para educadores, comunicadores sociales, psicólogos, sociólogos o personas interesadas. Incluso, talleres para abuelos como los de la Casa de la Juventud Prolongad en Chacao y en el Centro Simón Díaz.
Han narrado, narran y continuarán narrado en espacios comunitarios, salones de clase, auditorios de colegios e instituciones educativas, espacios alternativos y salas de teatro.
Han participado en numerosos eventos nacionales e internacionales de Teatro y de Narración Oral en Caracas, Mérida, Maracaibo, Maracay, Barquisimeto, Valencia, Cumaná, Puerto Ordaz, Porlamar, entre otros eventos realizados en nuestro país. 
Como en numerosos Festivales de Teatro, de Narración Oral o de Oralidad en Colombia, España, México, Cuba, Argentina y Uruguay.
Tanto Cuentos de la Vaca Azul, como Narracuentos UCAB, fueron creados como colectivos de Narración Oral. Por ello, tiene sus propios integrantes activos y realizan sus actividades, presentaciones o eventos con la colaboración de otros narradores orales o profesionales de otras disciplinas artísticas. 
Actualmente, además de su Director Fundador, Prof. Armando Quintero Laplume, las agrupaciones mencionadas tienen: como Subdirector al Lic. Tiago De Jesús y como narradores y colaboradores activos al Lic. Freddy Gamboa, la Lic. Abigail Truschsess, la Lic. Jenny Fraile, la Lic. Victoria Ardito, la comunicadora Maritza Rojas y al reconocido narrador oral Fabián Zaraza, entre otros y numerosos amigos narradores que colaboran constante o esporádicamente con sus trabajos y sus mejores logros.

Nuestra propuesta

Como Cuentos de la Vaca Azul estamos celebrando nuestros 25 años de existencia como agrupación activa en el maravilloso arte de narrar cuentos. Es sin dudas la primera agrupación venezolana que ha logrado sobrevivir y resistir a los avatares de los tiempos en Venezuela desde el llamado "Boom de los Cuentacuentos" en la década de los ochenta. 
Y una de las más antiguas agrupaciones que se mantiene activa en América Latina y España. 
Y, además, festejamos los 20 años de Narracuentos UCAB con la Dirección de Cultura de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas.
Por ello, nos hemos propuesto agradecer a todas aquellas instituciones que nos han apoyado en estos años de actividades.
Y homenajearlos con una presentación de "cuentacuentos" para sus más cercanos amigos o colaboradores. 

El programa a presentar

Con el nombre de "Cuentos desde un corazón agradecido" realizaremos nuestra presentación en cada una de las instituciones seleccionadas. 
En ella se reúnen numerosos cuentos de la tradición oral, principalmente venezolana o, al menos latinoamericana, cuentos de autores reconocidos en la literatura universal, como Aquiles Nazoa, Armando José Sequera, Ema Wolf, Elsa Isabel Bornemann, Laura Devetach, Jairo Aníbal Niño, Gianni Rodari, Leo Lioni, Jürg Schubiger, Michael Ende o los Hermanos Grimm,  entre otros y hasta cuentos de la propia creación de los narradores que se presentarán en cada una de las actividades. 
Es decir, se ha propuesto una presentación que reúne cuentos de las tres fuentes principales que consultamos permanentemente para compartir con nuestro público. Por supuesto, no serán los mismos cuentos a compartir en cada actividad ya que narraremos con niños o con adultos, o con ambos a la vez. 

Las fechas previstas y ya establecidas con las instituciones amigas

En Parque Caballito de Altamira
Domingos 11 y 25 de noviembre y domingo 9 de diciembre a las 4.30 pm.
Séptima Avenida con Séptima Transversal de Altamira, diagonal al Colegio Cristo Rey.

En la Universidad Católica Andrés Bello
Todos los viernes del mes de noviembre a las 12 m en la Plaza del Estudiante.
Talleres de Formación los lunes, miércoles y viernes de 12.00 m a 2.00 pm del 5 al 16 de noviembre.

En la Casa de Estudio de la Historia de Venezuela "Lorenzo A. Mendoza Quintero"
Veroes a Jesuitas números 22 y 24, Bulevar Pantéon, Parroquia Altagracia.
Sábado 17 de noviembre a las 11.00 am. Presentación para niños.

En el Auditorio de El Nacional.
Av. Principal de Los Cortijos de Lourdes con 3° Transversal, Caracas.
Viernes 23 de noviembre a las 6.00 pm. Presentación para adultos.
Sábado 24 de noviembre a las 11.00 am. Presentación para niños.

Fundación Herrera Luque
En su sede en la Plaza de Los Palos Grandes. 
Tercera Avenida de los Palos Grandes, sótano 2, Caracas.
Sábado 1º de diciembre a las 11.00 am.

Festival Internacional de la Palabra 2012. Habladuría en tierra de duendes. Homenaje al Caimán de Sanare.
Sanare, Estado Lara del 5 al 8 de diciembre. 
Han sido invitados y se presentarán ambas agrupaciones.

Texto de Armando Quintero Laplume / Foto tomada del facebook del fotógrafo Héctor Rodríguez Cacheiro

domingo, 21 de octubre de 2012

Armando Quintero: Ningún cuento es inocente

"
Armando Quintero empieza un cuento y no hay quien lo detenga, porque conecta una anécdota con otra, con la pericia de quien lleva años cautivando a niños y adultos con sus fantasías. Tanta es su gracia histriónica que casi es imposible quitarle los ojos de encima y tan agradable es su voz que los oídos sólo quieren escuchar sus palabras.
Llegó a Venezuela hace 34 años desde Uruguay y comenzó a trabajar como ilustrador en El Diario de Caracas, en la época de Tomás Eloy Martínez. Colaboró con otros medios impresos, escribió y pintó libros para niños y hasta tuvo exposiciones, pero su verdadera vocación se selló hace 25 años, justamente un mes de octubre, cuando la tarde de un soleado domingo en la Biblioteca Pública Rómulo Betancourt del Parque del Este –dirigida entonces por Luisa Salazar de Camilla– escenificó relatos para niños. Así comenzó su proyecto Cuentos de la Vaca Azul. Aquello fue el inicio de una actividad que se extendió a la plaza Vicente Emilio Sojo del Teatro Teresa Carreño, a colegios y liceos alrededor del país y, desde hace dos décadas, a la Universidad Católica Andrés Bello.
La agrupación de hombres y mujeres entrenados por Quintero y dedicados a la narración oral como forma de transmisión de conocimiento cumple varios lustros entreteniendo a niños de todas las edades y dedica este mes a celebrarlo. Mañana, a partir de las 4:30 pm, presentará lo que ha llamado La Octavita de Aniversarios de La Vaca Azul en el Parque Caballito, situado entre las avenidas Séptima y Octava con Séptima Transversal de Altamira. Además, todos los domingos hasta el 9 de diciembre, se presentarán en este mismo lugar jornadas de cuentacuentos vespertinas. "

Así comienza la entrevista de MICHELLE ROCHE RODRÍGUEZ publicada en El Nacional ayer sábado  20 DE OCTUBRE 2012.  Fotos de MIguEL Sardá  Para leerla completa, pulse en el enlace de abajo:
http://www.el-nacional.com/escenas/Armando-Quintero-cuento-inocente_0_65993617.html#.UIJ-Zl22jow.facebook

jueves, 18 de octubre de 2012

Una celebración maravillosa


Armando Quintero saludando a algunos de los asistentes antes de comenzar la celebración.

   ¿Qué podemos decir de nuestra presentación en el Parque Caballito por los 25 años de Cuentos de la Vaca Azul y por los 20 años de Narracuentos UCAB como una agrupación de la Dirección de Cultura de esa casa de estudios?
   Un inevitable, único y acertado comentario. Pero, como algunas veces sucede frente a estos acontecimientos, hay que caer en el lugar más común porque, de verdad, verdad, fue una celebración maravillosa.
   Y no solo fue una fiesta de las palabras que se dicen. Fue, sobre todo, y más allá de lo esperado, una jornada de cuentos, recuentos, encuentros y reencuentros.
   Se narraron unos cuentos nuevos. Se conversó con los asistentes y se narraron cuentos ya narrados, pero de mucho éxito y muy apreciados por el numeroso público que nos ha acompañado durante tantos años de actividades.
   También, muy emocionados, nos encontramos con personas que no nos habían visto narrar en ese espacio. Y hasta algunos, pocos, ni siquiera en otros espacios.
   Nos reencontramos con viejos amigos y alumnos que nos trajeron sus hijos o sus nietos para que conocieran de nuestra labor. Y, como nos dijo uno de ellos, “se asombraran del afecto que generamos en los oídos y en los ojos de todos los niños, los jóvenes y los adultos, para llegar a sus corazones”.
   Fue, incluso muy emocionante, saber que una persona, que había tomado un taller con nosotros hace varios años en la UCAB de Ciudad Guayana, viajo desde Puerto Ordaz, donde reside, sólo para compartir nuestras celebraciones.

Tiago De Jesús narrando su cuento, totalmente entregado a la historia y el público.

   Luego de saludar y conversar con los asistentes al evento, se inició la actividad con el cuento breve y muy conocido de “Puño al aire”. Con ello, Armando Quintero preparó anímicamente a narradores y público para un viaje a la imaginación.
   Su labor de anfitrión se hizo evidente a partir de aquí. Presentó a cada narrador, destacó los méritos personales de cada uno y su relación activa con las dos agrupaciones celebrantes y celebradas.
   Y, como siempre ha sucedido en estos últimos años, Tiago De Jesús complementaba o completaba esa labor. En un juego que mantuvo despierta y constante la comunicación activa y efectiva entre los narradores y el público.
   Desde el comienzo, con el cuento de “Un elefante en la joyería” y con ese humor que juega entre el absurdo y lo real los cuentos fueron divirtiendo a cada uno de los asistentes. Y logrando sacar de adentro hacia afuera lo mejor de sí.



Fabián Zaraza narra ante las miradas de Tiago  De Jesús y Armando Quintero narra su cuento.
¿Se imaginan las miradas del público? Fueron de antología. Sus gestos y participación, también.

   Tiago fue quien introdujo al siguiente narrador, Fabián Zaraza, mientras se les recordó a los presentes, con cierto humor, que el evento revestía un carácter internacional dado la procedencia - Uruguay, Portugal y Colombia - de los tres narradores que iniciaron la celebración. Fabián es un conocido narrador, participe desde hace años, en muchas actividades del Banco del Libro y otras instituciones, ha colaborado y viene colaborando en nuestros eventos desde hace cierto tiempo.
   Un divertido cuento colombiano de origen popular mantuvo activo el ánimo del público. Zaraza narraba y jugaba con el público solicitando su participación para, como lo señala la historia, sobrevivir en situaciones de peligro. Sin reírse, como necesitaba hacerlo el personaje de José Puercoespín. 
   Un cuento que, como todos los de las agrupaciones homenajeadas, no es nada inocente: nos divierte sin moralizar y nos educa sin hacerlo “escolarmente”. Enseña “sin moralejas” y abres puertas y ventanas al corazón.

Observen la mirada y la actitud de Abigail Truschsess ante las palabras de Armando Quintero  cuando la presentaba al narrar un cuento compartido con Victoria Arditto: Tranquila tragaleguas de Michael Ende.

   El cuento del autor de “La historia extraordinaria” fue preparando al público para el cierre de la celebración que se daría luego de un cuento más. 
   Lo presentaron Abigail Truschsess y Victoria Arditto. Narradoras activas de nuestros grupos.
   La primera, comunicadora social egresada de la UCAB, había tomado unos de nuestros primero talleres dictados en los inicios de Cuentos de la Vaca Azul. Se alejó de los cuentos por su profesión, hasta que se reintegró hace unos dos años. La segunda, comenzó a participar activamente luego del taller que venimos dictando en el Diplomado de Literatura Infantil de la UDO,  en su sede de Caracas.
  La presentación de este cuento de Ende, fue una propuesta al estilo de los que hemos acostumbrado a nuestro público, dos narradores compartiendo un mismo cuento. Actividad de mucha exigencia para los narradores orales. 
   Ellas lograron mantener la atención del público en ese largo viaje por un camino hacia una meta: asistir a la boda del emperador de los animales. Otro cuento que se las trae, sin dudas. Un despliegue de sugerencia nos permitía visualizar a cada uno de los personajes que la tortuga encontró. Y los movimientos equilibrados en la escena hicieron lo suyo.

Victoria Arditto narra ante las miradas satisfechas de de todo el público por sus sugeridos animales.

   Pero, como todo cumpleaños, no podía dejar de tener su regalo dulce y sabroso para compartir entre todos. La narradora Jenny Fraile nos regaló “La torta de cumpleaños”,  un cuento – juego donde entre el público y los narradores fueron  coparticipando para la entrega imaginaria de sus ingredientes, su elaboración, su presentación en la fiesta y su canción de aniversario.

Jenny Fraile presenta “La torta de cumpleaños” ante un público muy participativo que toma fotos y nos sonríe. Es solo un pequeño ángulo del espacio y no nos da la visión de la numerosa asistencia. Que se mantuvo desde el inicio

   ¡Un cierre de cuentos!
   Los esperamos para este 21 de octubre. En el mismo sitio y a la misma hora de inicio. Es decir, en Parque Caballito de Altamira a las 16.30. O a las 4.30 PM, como lo prefieran.

Los narradores disfrutaron los largos aplausos de un público muy agradecido y los saludos y abrazos de los niños.


   Celebraremos la “Octavita de Aniversarios”. Una propuesta sugerida por uno de los asistente y que fue, inmediatamente, secundada por narradores y público.


Texto de Armando Quintero.  Fotos de Reyva Franco, Víctor Daboín y Jenny Fraile.

La octavita de Aniversarios




Sabemos que con el feriado largo y algunos inconvenientes en el envío de las invitaciones algunos amigos no estuvieron presentes para los 25 años de Cuentos de la Vaca Azul y los 20 años de Narracuentos UCAB con la Dirección de Cultura de nuestra Universidad. Por ello, y a solicitud de familiares, amigos y familiares y amigos de familiares, vamos a otro evento: Una octavida de Aniversarios ¿Se unen? Los esperamos con nuevos cuentos y algunos otros narradores. Anunciaremos nuestros nuevos talleres para nuevos narradores y otra serie de actividades programadas como presentaciones en colegios e instituciones que nos han invitado a visitarlos.

Domingo 21 de octubre desde las 16:30 a las 17:30
Parque Caballito de Altamira, Caracas.
Séptima Avenida con Séptima Transversal diagonal al Colegio Cristo Rey.

miércoles, 17 de octubre de 2012

¿Quieres narrar cuentos?


   ¿Quieres narrar cuentos? 
  ¿O simplemente deseas enterarte de cómo lo hacen quienes lo hacen? Esta es una de nuestras alternativas para lograrlo.

    El taller está abierto a los alumnos o docentes de la Universidad pero, también, lo está para las personas interesadas en ser eficientes a la hora de comunicarse o en el acercamiento a niños, jóvenes y adultos.

   Se realizará los lunes, miércoles y viernes.  
  De 12.00 M a 2.00 PM y del 5 al 16 de noviembre del 2012.

   Para inscribirse pueden contactar a la Lic. Daniela Kujawa en la Dirección de Cultura de la Universidad Católica Andrés Bello, al teléfono (0212) 4074563 o al celular 04262145844.

domingo, 14 de octubre de 2012

Algunos saludos recibidos por nuestros aniversarios




Estimado Señor Armando Quintero y equipo de trabajo de La Vaca Azul:
La Fundación Francisco Herrera Luque se siente muy complacida de poder felicitarle por sus 25 años de labor, llevando hermosas historias a niños y grandes, y sembrando la semilla de la risa en los corazones de quienes le escuchan. Que su trabajo pueda seguir dando frutos.
Hace poco recibimos la visita de un grupo de personas de la tercera edad que viven en el Municipio Chacao, entre ellos, algunas abuelas que nos recordaron la experiencia de haber hecho el Taller de Cuenta Cuentos y lo que hasta ahora han disfrutado usándolo.
Reciba nuestro afectuoso saludo
Fundación Francisco Herrera Luque / 11/10/2012


Mi estimado amigo y colega, en verdad mis mayores deseos de compartir, aunque sea espiritualmente, la dicha que significa los años de labor y difusión de la literatura en su género particular del cuento y la narración. Un fuerte abrazo.
Ludwig Schmidt  / 11/10/2012 Docente de la UCAB

Muchas felicidades por tan hermoso trabajo de acercamiento a la narración oral.
Gracias.
María Fernanda Mujica Ricardo / 11/10/2012 Directora de Cultura y luego Directora de El Ucabista por muchos años.

Estimado Armando, felicitaciones por haber hecho volar la imaginacion a tantos chicos y a tantos grandes tambien. Nunca voy a olvidar aquellas manianas en la plaza del Teresa Carrenio, viendo las caras de asombro y de felicidad de aquellos ninios. Yo tambien fui otra vez una ninia escuchandote a ti y a Laura. Muchas gracias por las alegrias que has transmitido en estos 25 anios. Te mando un gran abrazo desde Suiza, donde vivo ya hace 3 anios, y felicidades tambien a toda la gente que te ha acompaniado en este camino. ( ojo, no me he olvidado de las enies y de los acentos, pero te escribo desde una pantalla de telefono muy chiquitita y hasta ahora no he podido encontrar una forma de que las teclas acepten nuestro idioma)
Elena Garcia / 11/10/2012 Guía y luego Jefe de Guías del Teatro Teresa Carreño en los años que nos presentábamos en la Plaza Vicente Emilio Sojo.

Salú, hermano!!! Felicitaciones por estas bodas de plata entre tu talento y la palabra, entre este hermoso idioma y la narración oral. Fuerte abrazo desde Uruguay, tu tierra y la mía, para que lo recibas en Venezuela, mi tierra y la tuya. 
Ignacio Martínez / 11/10/2012 Reconocido y premiado Escritor y Narrador Oral uruguayo. Vivió algunos años en Venezuela.


Estimadisisisisismo Armando, qué joven cuentero, 25 añitos apenas. Imagínate todo lo que queda por aprender y vivir, imagínate que bonito que te has visto crecer y echar fruto. Qué loco oficio este donde se vive en muchos tiempos a la vez y donde se puede estar en muchas partes al tiempo y ahora te tocan los primeros veinticinco. Qué gusto saber que esas cosas pasan y no dejan de pasar. Espero seguirnos viendo en los puentes colgantes de la palabra y que la cosa chamánica que con el tiempo no para de echar y echar raíces termine por unirnos a todos, porque son las raíces las que no dejan que la tierra se desmigaje. Un abrazo y las más grandes felicitaciones y deseos de que todo siempre sea mejor que lo deseado en el mejor de los deseos. Eso si que es un cumpleaños carajo.
Fabián Andrés Zaraza Reconocido narrador oral de origen colombiano (cuentacuentos) Ha trabajado en el Banco del Libro y otros espacios posibles e imposibles.

Faltan muchos saludos más. Entre los recibido por este correo, por twitter y por facebook pasan los 750. 
Solo hemos seleccionados algunos. Haremos una próxima publicación a la brevedad posible.

sábado, 13 de octubre de 2012

El héroe, el viaje y la sombra en “Mi madre en un pueblito de recuerdos” de Aquiles Nazoa

Luna desde el pueblo, foto tomada del facebook de Andrés Tuerca, uruguayo.

           Al iniciar estas reflexiones, no podemos dejar de lado que Aquiles Nazoa era un valioso lector, lúcido y atento, de literatura. Y de la buena. Es suficiente que pongamos nuestros ojos en cada una de las referencias de su “Rezo el Credo” para demostrarlo. Y, en sus permanentes y numerosas citas literarias de sus diferentes, multifacéticos y prolíferos textos de poesía, teatro o prosa.
           Como también, por supuesto, era un atento lector de su vida y de su época, tanto como de su sociedad y de su cultura. Basta que leamos cada uno de los cuentos, vivencias o crónicas poéticas reunidos en su maravillosa “Vida privada de las muñecas de trapo”. Para no escudriñar en otros textos.
            En ese libro hay muchas demostraciones de lo que señalamos. Tantas que nos llevaría a aseverar, sin equivocarnos, que aún los investigadores, críticos, docentes y conocedores de la Literatura Venezolana no han valorado su obra en las justas dimensiones de su lenguaje y significación. Y, en la mayoría de los casos, se han quedado en una lectura superficial de sus poemas humorísticos y su supuesta superficialidad o en su fuerte adherencia a los intensos movimientos ideológicos del entorno latinoamericano en el que vivió.
          Apostamos y aportamos por una actualización de sus textos de una manera activa. Apostamos y aportamos por una revisión atenta de una obra que está ahí, aún a nuestro alcance, y que no debería quedar en letra muerta. O, peor, olvidada.
            No conocí la Caracas de los años 20 donde transcurrió su infancia. Menos conocí El Guarataro de esos años y posteriores. Lo vine a conocer años después. Ni la Quebrada de Catuche de sus años de niñez y juventud.
            Pero conocí y conozco toda esa Caracas perdida y no olvidada que aun subyace en lo dicho o sugerido en textos como  “El niño que yo era”, “Comprando frutas”, “Pasa mi padre”, “La mamá de Mateo Manaure habla el lenguaje de los pájaros” y en “Mi madre en un pueblito de recuerdos”. Para citar, al azar, algunos de los que integran el libro “Vida privada de las muñecas de trapo”.
           Y, donde des profeso, he dejado sin nombrar unas joyas de la literatura tan maravillosas como “Historia de un caballo que era bien bonito”, “Mi papá me cuenta un cuento de animales” o “La niña, el pozo, el gato, el cojín bailador y las siete piedritas”.
            Literariamente, una pequeña joya también lo es esta crónica poética que estamos comentando. En ella, lo temporal, lo local y lo universal se sincretizan en una hermosa y muy colorida amalgama de efectos. Con hermosas sinestesias, imágenes y metáforas inolvidables para cualquier lector atento.
            Y tan universales como su contenido.
            No es porque sí que se cita al domingo, a la tarde y la melancolía. No es porque sí que se mencionan al jardín, al ovillo, a la lámpara y a la cruz de palma bendita. Y, menos lo es, por ese maravilloso juego con el trinomio madre-niño-recuerdos durante todo el texto que me llevan a tener muy presente al papel  número 23 de “Los papeles de Miguela”, esa pequeña y sutil obra del escritor colombiano Jairo Aníbal Niño, el denominado “Maternidad”:

            “Después de nueve meses de gestación, el bebé da a luz a una mamá.

           Y a recordar cuentos como “Viaje a la semilla” de Alejo Carpentier, el tradicional cubano “Marcolina” o “La nona Insulina” de la argentina Ema Wolf donde, en diferentes tonalidades, existe también un retorno a los inicio de la vida.
       Con la crónica poética de Aquiles Nazoa, “Mi madre en un pueblito de recuerdos”, estamos sin ninguna duda ante un texto que, como ya se lo había escuchado muchas veces a Jairo Aníbal Niño, aunque de un modo tangencial,  ahora lo vemos muy bien aseverado en el texto por Fanuel Hanán Díaz: 

            “Simplemente existe la literatura.

        Hace unos años tuve la dicha de compartir esta crónica poética con varios niños y adolescentes. Lectores, por supuesto. Y atentos. Muy atentos.
          Y el placer de lograr muy buenas reflexiones y textos de ellos. Su relectura me lleva a revitalizar la experiencia. Y, con otros textos del libro.
            Pero tenemos una meta a lograr y tres preguntas a responder:
            ¿El héroe?
            ¿El viaje?
            ¿La sombra?
            Veamos, para cerrar nuestro trabajo emprendido, nuestras tres breves respuestas por partes.
            Dado el enunciado del título tendríamos una heroína, la Madre. Pero, no.
        Desde el comienzo se nos está señalando, maravillosamente bien, que no es así. Leamos con atención todo el significado de la frase inicial.

            “Mi madre vive en un pueblito de recuerdos; yo algunos domingos me subo en el elefante del Libro Mantilla para ir a visitarla.”

            Es decir que quién está vinculado a la acción dramática no es ella, sino el niño Aquiles. Viendo, viviendo y compartiendo con ella. Y, desde esa perspectiva, sin lugar a dudas, tendremos que hacer la lectura de todo el texto. Ella solo es mentor en ese proceso. Y la frase de cierre de la crónica nos lo confirma.

          “Yo lo sé, yo lo sé, porque mis ojos, yo lo sé, no han conocido estrellas más suntuosas, ni mañanas más claras, ni flores más augustas ni en fin nubes, como las que aprendí desde tu cuerpo a mirar a través de tu mirada.”

            Claro que para llegar hasta allí se ha realizado todo un viaje. Con idas y retornos. Con el recuerdo de varias situaciones agradables, sencillas, inquietantes y hasta tormentosas. Donde tanto la vista, como el oído, el olfato, el gusto, el tacto y los movimientos son despertados por los recuerdos y las vivencias.
            Y, además, a partir de un viaje “en un tranvía bajo la lluvia” se realiza el maravilloso viaje hacia los inicios a su propia vida. Un viaje hasta el momento en que aún no ha nacido Aquiles Nazoa, hasta el momento de su propia gestación en el acto de amor de sus padres.
            Pero ¿y la sombra? ¿Dónde está la sombra?
            Una crónica poética, tan cargada de sugerencias, de brumas veladas por la hermosa presencia del recuerdo, empañada por los olvidos, por todos los espacios y objetos que se han perdido en una Caracas rememorada pero ya inexistente están presente en el texto. Poéticamente gritada, esa Caracas ya no está. 
            Pero está aún, también, visible en una madre que se va perdiendo en el tiempo de sus recuerdos. Que pierde, poco a poco, la actualidad de su presente en la bruma de sus memorias de un tiempo ya perdido.
            Me quedo con lo poéticamente sugerido.
            No quise, ni quisiera, averiguar si existió una desmemoria senil en Micaela González, la madre de Aquiles Nazoa.
            Sería tan horroroso.
            No por el hecho en sí.
            Aclaro.
            Sería tan horroroso como lo dicho por un “crítico literario” español de los años sesenta que sostuvo que Federico García Lorca había mentido pues él, el “crítico”, logró confirmar que el torero Ignacio Sánchez Mejía no murió a las cinco de la tarde, sino a las cuatro y cuarenta y cinco de la tarde.
            ¿Y se imagina usted recitando la famosa elegía de Federico García Lorca, “Llanto por Ignacio Sánchez Mejía” - luego de todas las múltiples reiteraciones de “a las cuatro y cuarenta y cinco” - diciendo al final?:

            “¡Eran las cuatro y cuarenta y cinco en todos los relojes!
            ¡Eran las cuatro y cuarenta y cinco en sombra de la tarde!”

            Aberrante, es poco.
            Se rompe, entre otras cosas, con ese espacio innombrable de toda poesía.

Texto: Armando Quintero / Foto: Andrés Tuerca
Para leer "Mi madre en un pueblito de recuerdos" pulse en el siguiente enlace:
http://frases-poemas.blogspot.com/2010/05/mi-madre-en-un-pueblito-de-recuerdos.html

jueves, 11 de octubre de 2012


   Un domingo, soleado como hoy, hace 25 años y a las 2.30 de la tarde nació la agrupación "Cuentos de la Vaca Azul". Fue en la Biblioteca Pública Rómulo Betancourt del Parque del Este que estaba dirigida, para ese entonces, por la Lic. Luisa Salazar de Camilli quién nos brindó la posibilidad de realizar esas actividades todos los domingos



   En la presentación inaugural participaron "Los abuelos de los Cuentacuentos": el pìntor, poeta y titiritero Luis Luksic y la educadora y escritora tachirense Blanca Graciela Arias de Caballero que acompañaron a su Director Fundador en los cuentos que se brindaron para el público. Además, cantó sus canciones del folclore latinoamericano y paraguayo, incluso en guaraní, la canta-autora Nanni Barret. 

   Una jornada inolvidable que se multiplicó por seis años con apoyo de numerosos creadores del medio cultural venezolano. Fueron invitados a nuestras actividades, entre otros, pintores como Régulo Pérez, Mateo Manaure y Zapata, escritores como Jesús Rosas Marcano, Ednodio Quintero, Adriano González León, Armando José Sequera y el colombiano Jairo Aníbal Niño, ceramistas, investigadores como Fray Cesáreo de Armallada y Esteban Emilio Mosonyi, numerosos músicos y otras agrupaciones o personalidades que narraban cuentos como Cuentos bajo la Sombra y Encuentos y Encantos o conversaban sobre sus actividades creadoras. Fue inolvidable que, al cumplir nuestros seis años de actividades, nuestro Simón Díaz nos homenajeara invitándonos a su programa "Contesta con Tío Simón", donde estuvimos durante nueve meses antes de su cierre y, además, nos obsequiara con la canción "La vaca azul".

   Luego pasamos a presentarnos en la Plaza Vicente Emilio Sojo del Teatro Teresa Carreño hasta el año 2002 con el apoyo de la Dirección de Cultura de esa Institución. Y a participar activamente con el Proyecto Escuela del Ateneo de Caracas donde realizamos, también, talleres para educadores y numerosas presentaciones en las Salas Ana Julia Rojas y de Conciertos por varios años consecutivos.
   
   Participamos de muchos Festivales Nacionales e Internacionales de Teatro o de Narración Oral en estos años. Viajamos varias veces a México, Colombia, España, Cuba, Argentina y Uruguay recibiendo numerosos reconocimientos por nuestra labor.

   Nos podemos olvidar nuestro agradecimiento a las narradoras Nildhe Silva en los dos años de los inicios y de Laura Montilla en los casi nueve años siguientes y que fueron los de la concreción de nuestras actividades. 
   
   Agradecimiento que extendemos a todos los amigos que nos han apoyado en estos años y, sobre todo, al numeroso público que continúa retornando y nos trae a sus nietos e hijos a cada una de nuestras presentaciones. Y, también a nuestros colaboradores inmediatos en la actualidad, narradores y público que nos sostiene como la agrupación de narradores orales con mas años de vida. Es decir, una agrupación sobreviviente y resistente. 

   Ha sido un trabajo silencioso que lo seguirá siendo. Por eso, hemos creído oportuno colocar la imagen de esa paloma anidando en un atardecer, con un cielo aún azul y una luna asomando su presencia. Como un símbolo de una vida que continúa ante cualquier avatar.

Armando Quintero, Director Fundador de Cuentos de la Vaca Azul y Narracuentos UCAB

sábado, 6 de octubre de 2012

Ilustración: pintura de Sergio Álvarez Frugoni,  uruguayo. Tomada de su facebook.

   He acompañado, aún desde lejos, la trayectoria de estos 25 años de los Cuentos de la Vaca Azul. Toda una proeza y un milagro en tiempos en los que sólo los adultos parecen tomar la palabra. Sólo que la persistencia, la entrega, el trabajo creador que genera más trabajo creador en quienes se siembra, permite que estos espacios llenos de luz irrumpan en territorios ocupados en cuestiones de guerra y de enfrentamientos.

   Conozco a Armando y sus sueños desde hace mucho más que 25 años. Y siempre en él viaja un algo que levita y nos hace levitar hacia estaciones de asombrosa hermosura. Su palabra, sus trazos, sus pinceles y sus manos, horadando el aire mientras fabrica milagros, tiene el don de la ternura y la melodiosa entonación de los cantares más dulces.

   No sólo cuenta cuentos, les inventa a los cuentos de los otros, una volatilidad que los hace pájaros en cielos abiertos. Pero además  compone, escribe, recita los suyos, con la simplicidad del alfarero que sabe que la joya única que sale de sus manos o de su garganta se constituye en una ofrenda colectiva, una voz que se dispara en la brisa y sobre todo en el corazón de sus oyentes.

   Y no contento con todo esto, Armando es en esencia un maestro. Todo lo que respira lo comparte, lo enseña, lo entrega con ese inmenso deseo que se multipliquen lios cuentos y los seres maravillosos que tienen el don de narrarlos como una aventura sin fin.

Desde Embusterías celebramos estos 25 años, como si fueran nuestros. Las huellas de Armando, de tanta gente maravillosa que con él han hecho posible el logro de este tiempo, quedan como un instrumento para enfrentar toda inutilidad.

   Sus labores están dirigidas a los niños que son el eje central de la vida y del porvenir. Sus cuentos buscan que se prolongue esa niñez en todos los tiempos del vivir, para que nadie olvide nunca lo que significa en verdad ser niño, explorador del universo, compañero de saltamontes y venados, una imaginación sin fin y el destello de una libertad que algún día, a través de sus pupilas, será colectiva, anónima.

   Y sabemos por todo ello que, pese a los obstáculos, las dificultades, los tropiezos, estos 25 años apenas son el preámbulo de lo que sigue haciendo y seguirán haciendo estos señores de la inventiva y la magia que nos regalan para cada día una ilusión renovada que atesoramos dulcemente en nuestras vigilias.

   Abrazos desde el alma, Armando, a tí, a Ema, Patricia, Rosario, Nicolás Ignacio y a todo ese inmenso equipo que te ha acompañado y acompaña en estas tareas de belleza y libertad.

   Palabras de Mery Sananes 
  Poetisa, Docente universitaria de la UCV, investigadora y creadora, entre otras, del Blog embustería:  http://embusteria.blogspot.com/

Blog Red Internacional de Cuentacuentos: 25 años de cuentos de la Vaca Azul (Caracas, Venez...


25 años de cuentos de la Vaca Azul (Caracas, Venezuela)


La Vaca Azul dirigida por Armando Quintero cumple 25 años contando cuentos y Narracuentos UCAB cumple al mismo tiempo 20 años.

Armado Quintero comenta: " Ha sido una labor silenciosa y constante. Sobreviviente y resistente a los avatares de espacios y tiempos pero muy consciente del arte escénico que asumimos desde el 11 de octubre de 1987 y reforzamos desde 1989 y concretamos desde el 9 de octubre del 92. Festejaremos los 25 años de Cuentos de la Vaca Azul y 20 de Narracuentos UCAB, con Dirección de Cultura de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, con una alegría muy grande en el corazón y una sonrisa muy abierta en nuestros rostros. Los integrantes de las agrupaciones de narradores orales se reunirán con familiares, público consecuente, amigos y narradores colaboradores permanente y acompañantes para festejar en una verdadera fiesta de las palabras que se dicen desde adentro, con todo el cuerpo y toda la voz." 

¡Felicidades!

El evento está abierto a niños, jóvenes y adultos.
Lugar: Parque Caballito de Altamira, Caracas, Venezuela. 
Domingo, 14 de octubre.
Hora: 16:30 


Blog Red Internacional de Cuentacuentos: 25 años de cuentos de la Vaca Azul (Caracas, Venez...: La Vaca Azul dirigida por Armando Quintero cumple 25 años contando cuentos y Narracuentos UCAB cumple al mismo tiempo 20 años. A...