Clarissa, la vaca azul

Clarissa, la vaca azul
paseando por el campo

martes, 2 de marzo de 2010

Anotaciones de un librero: ¿Es toda nuestra vida, entonces, sólo un sueño? (*)


Tomado del albun de fotos e ilustraciones que J. M. realizó para acompañar la nota.

Hoy en FACEBOOK aparece esta nota del librero Javier Marichal. Hace un par de días conversamos con él sobre el tema y las locas ocurrencias de algunos especialistas en la obra del reverendo Mister Dodgson (a) Lewis Carrol. Comentamos, también, sobre varios de los aportes que sobre Alicia, Dodgson y la nueva película de Tim Burton venía realizando otro librero, Roger Michelena.

“En la inclinación de Lewis Carroll por la niñita impúber no está su genio.”… “Su enseñanza de profesor tampoco tiene nada que haga saltar los tapones: en plena época de renacimiento de la lógica y de inauguración de la forma matemática que de allí en más tomó, Lewis Carroll, por divertidos que sean sus ejercicios, queda a las rastras de Aristóteles. Pero es del conjuro de las dos posiciones de donde surge ese objeto maravilloso, sin descifrar aún y por siempre deslumbrante: su obra.” Homenaje a Lewis Carroll Jaques Lacan (**)


El hombre que amaba a las niñas despertó soñando, luego de un mítico paseo en bote. Y escribió su más larga carta de amor.

Con su arte supo tejer sutiles puentes sobre los abismos que protegen a los mortales de la ominosa belleza de las Ninfas (sobre “nymphóleptos”, el delicioso y erudito ensayo de Roberto Calasso “La locura que viene de las ninfas” en el libro del mismo nombre), tras “un cierto estado fugitivo, transitorio, este breve instante del alba que despunta entre el día y la noche” en palabras de Brassaï. Fue y regreso, no sin pagar el precio por el deseo que no puede nombrarse (Mrs Grundy acecha no solo detrás de la portería: http://www.isabelmonzon.com.ar/alicia.htm )

La trama de significados en un relato tan complejo y poderoso ha tentado a múltiples disciplinas: la literatura, la filosofía y el arte, desde la lógica, el psicoanálisis, la filosofía del lenguaje, la ilustración o la fotografía han explorado sus enigmas, iluminando o perdiendo el rumbo de esta historia a contrapelo de la ideología dominante sobre lo infantil, antecedente espiritual en la mejor literatura contemporánea (Dahl y compañía) de rabiosas y jocosas críticas a la hipocresía y el didactismo, tan victorianos hoy como ayer.

Grandes nombres han confesado su herencia: el Joyce del Finnegan’s Wake, Borges, Gilles Deleuze en Lógica del sentido, Leopoldo María Panero (traductor de La caza del Snack), el maestro checo del stop-motion Jan Svankmajer o Salvador Dalí.

Desde el primoroso modernismo catalán de Lola Anglada al gothic lolita de Brown, esta es una selección de la amplia imaginería sobre el universo carrolliano, sin otra pretensión que dar cuenta de artistas cuya obra, por una u otra razón, me han seducido. He incluido sólo una imagen por autor, sin considerar estilos o técnicas, fechas o lugar. Espero lo disfruten.

El sueño cobró valor icónico inmediato y de Tenniel a Iassen Ghiuselev aún nos acompaña.

JM

(*) De la piedra dedicada a Carroll en el Rincón de los Poetas, Abadia de Westminster, Londres
Lugar: Alice's Adventures in Imageland
(**) Para ver el texto de Lacan haga clic sobre el enlace:
http://elpsicoanalistalector.blogspot.com/2008/07/jacques-lacan-homenaje-lewis-caroll.html

Fuente: facebook, 2 de marzo del 2010 http://www.facebook.com/home.php?#!/album.php?aid=11616&id=1770421286&ref=nf